El aceite de oliva se implica de lleno con la alerta sanitaria

Hoy se cumplen 15 días de confinamiento para todos los ciudadanos españoles, además del cierre para numerosas empresas e industrias de muchos sectores de toda índole, que están sufriendo verdaderos problemas económicos y financieros y que por desgracia se ha ampliado por otros quince días más, hasta el 11 de abril, endureciéndose las medidas de manera significativa.

Estamos viviendo una crisis sanitaria nunca vista y que está suponiendo un gran esfuerzo del conjunto de los profesionales de la sanidad, de los profesionales del orden público, de la seguridad nacional, del retail y la distribución, del transporte y desde luego de los profesionales del sector de la agricultura y de la ganadería que se están dejando la piel en sus explotaciones y en sus campos, colaborando con la sociedad y que en estos momentos están poniendo al servicio de los pueblos sus equipos y maquinaria para luchar contra el virus.El sector del aceite de oliva está preparado para dar respuestas ágiles e inmediatas a las necesidades que puedan surgir, como la crisis actual provocada por el coronavirus

Estos profesionales , no sólo cultivan y producen sus alimentos con la máxima dedicación, también salen a la calle a desinfectar los pueblos y las ciudades y en paralelo, la industria transformadora ha duplicado sus capacidades productivas para cubrir la gran demanda de los consumidores. Toda la cadena de valor ha conseguido el verdadero milagro de que el conjunto de los consumidores pueda seguir adquiriendo todos los productos agroalimentarios de siempre, donde el último eslabón, la distribución comercial ha sido también esencial para garantizar la seguridad alimentaria y la protección del consumidor.

Pero todo esto no hubiera sido posible sin el apoyo y el servicio que las industrias auxiliares están prestando al conjunto del sector envasador y elaborador. Si nos centramos en el sector del aceite de oliva hay que reconocer en justicia, a las empresas de envases, embalajes, tapones, etiquetas, transporte, servicio de reparación de equipos, mantenimiento, etc. que con su esfuerzo han hecho posible que no se haya roto la cadena y que el consumidor siga encontrando en el lineal sus aceites y sus marcas favoritas.

El sector del aceite de oliva ha demostrado que está preparado no sólo para elaborar la máxima calidad, sino que también está preparado para dar respuestas ágiles e inmediatas a las necesidades que puedan surgir como la crisis actual provocada por el coronavirus.Sería muy conveniente que los políticos reconozcan este importante esfuerzo y adopten medidas reales para que aquellas empresas obligadas a cerrar

Cuando pase esta crisis, que seguro que pasará y esperemos que sea pronto, sería muy conveniente que los políticos reconozcan este importante esfuerzo y adopten medidas reales y operativas para que aquellas empresas obligadas a cerrar puedan recuperar su actividad.

Mientras tanto, nosotros “SEGUIMOS AQUÍ” tele informando con la ilusión del primer día. Nos quedamos en casa y recordamos a todos nuestros lectores y amigos que si por su actividad profesional tienen que salir a la calle lo hagan con toda la protección.

Nuestra web sigue estando operativa para que puedas comunicarte con tus clientes o proveedores. Ahora es un buen momento cuando todos “estamos en casa”.

Publicado en Olimerca el 29 de marzo de 2020