Envases del aceite de oliva y Reciclaje

TIPOS DE ENVASES MÁS UTILIZADOS

PET

El tereftalato de polietileno, politereftlato de etileno, polietinotereftalato o polietileno tereftalato (más conocido por sus siglas PET) es un tipo de plástico muy usado en envases de bebidas y textiles

  • Alta resistencia al desgaste y corrosión.
  • Muy buen coeficiente de deslizamiento.
  • Buena resistencia química y térmica.
  • Muy buena barrera a CO2, aceptable barrera a O2 y humedad.
  • Compatible con otros materiales barrera que mejoran en su conjunto la calidad barrera de los envases y por lo tanto permiten su uso en mercados específicos.
  • Reciclable, aunque tiende a disminuir su viscosidad con la historia térmica.
  • Aprobado para su uso en productos que deban estar en contacto con productos alimentarios.

Las propiedades físicas del PET y su capacidad para cumplir diversas especificaciones técnicas han sido las razones por las que el material haya alcanzado un desarrollo relevante en la producción de fibras textiles y en la producción de una gran diversidad de envases, especialmente en la producción de botellas, bandejas, flejes y láminas.

Cristal

El vidrio ha permitido combinar las dos principales exigencias de los envases de una sociedad comprometida con el medio ambiente: reutilizable o para un sólo uso. Ambas son complementarias y, conjuntamente, responden a las necesidades que del envasado exige cada uno de los públicos

Lata

Sin duda, se trata de uno de los mejores envases para adquirir un buen aceite de oliva virgen extra. Tiene el inconveniente para el consumidor de que no se ve el producto, pero en este sentido debemos destacar que el color del aceite de oliva virgen extra no indica su calidad, por lo que el inconveniente que presenta el envase es menor. En el envase de lata debemos destacar además su posibilidad de reciclado, lo que contribuye positivamente al cuidado del medio ambiente.

BAG IN BOX

El bag in box es un envase que permite conservar el aceite de oliva virgen extra con todos sus atributos de calidad, ya que protegen el producto de la oxidación y la luz. Su principal ventaja es que, una vez abierto, el envase mantiene el producto fresco durante un largo periodo de tiempo, debido a que impide la entrada de aire en el interior, alargando también su consumo. Este formato reduce el impacto ambiental. )

Los envases de plástico no reciclados tardan en descomponerse en la naturaleza entre 100 y 1.000 años, los tetrabriks 30 años y las latas 10 años.

Cada año se desechan a los océanos 8 millones de toneladas de plástico, por ello, y por su tiempo de descomposición, cada vez hay más cantidad de plástico en los mares, que provoca la muerte de la flora y la fauna marina.

BENEFICIOS CON UNA BUENA GESTIÓN

Reciclando estos residuos se pueden fabricar nuevos productos, por ejemplo:
– Con envases metálicos se obtienen bidones, estructuras de coches, etc. 
– Con envases de plástico, se pueden obtener prendas de ropa, nuevos envases, bolsas de plástico, mobiliario, tuberías, contenedores, etc. 
– Los tetrabriks se envían a una planta que recupera un alto porcentaje del cartón contenido en ellos para fabricar productos de celulosa. Además, con los envases de tetrabrik se obtienen otros productos como conglomerados para mobiliario, bolsas, etc.

IDENTIFICACIÓN DE SÍMBOLOS

Cuando encuentres alguno de estos símbolos en un objeto, envase o papel éste te ayudará a identificar el material del que están hechos y que pueden ser reciclados.

Möbius Loop

Indica que los materiales con los que ha sido fabricado un producto pueden ser reciclados.

Lo encontramos en envases, papel y cajas de cartón, etiquetas, cartones de huevos, periódicos, revistas …

Möbius Loop %

Puede aparecer este anillo con un símbolo de porcentaje en el medio (%).

En este caso significa que dicho porcentaje especificado será reciclable.

Punto verde

El envase que lo lleva garantiza que, al convertirse en residuo, este envase se reciclará y valorizará mediante el Sistema Integrado de Gestión de Residuos de Envases (SIG), gestionado por Ecoembes. Lo encontramos en Envases de plástico, envases metálicos, tetrabrik, de cartón, papel y de vidrio.

Tidyman

Esta ilustración incita al consumidor a ser cívico y depositar el envase o residuo en un sitio habilitado para ello, como papeleras, contenedores, etc. La encontramos en envases y cajas de cartón.

COLORES DE LOS CONTENEDORES PARA RECICLAJE

AZUL (Papel y Cartón)

En el contenedor azul se depositan todo tipo de papeles y cartones: cajas, envases de alimentos, periódicos, revistas, papeles de envolver, folletos publicitarios, etc.de vigilancia …

AMARILLO (Plásticos y latas)

En este contenedor se introducen todo tipo de envases y productos fabricados con plásticos como botellas, envases de alimentación o bolsas, además de las latas de conservas y de refrescos.

VERDE (vidrio)

En el iglú verde depositamos envases y botellas de vidrio.

ROJO (desechos peligrosos)

Los contenedores rojos se utilizan para almacenar desechos peligrosos como baterías, pilas, insecticidas, aceites, aerosoles o productos tecnológicos.

NARANJA (orgánico)

Este contenedor se utiliza exclusivamente para material orgánico.

GRIS (Resto de residuos)

En los contenedores de color gris se depositan los residuos que no se incluyen en el resto de los contenedores, además de la materia biodegradable.

¿CÓMO PODEMOS COLABORAR?

Una vez que los productos han sido consumidos, el envase deja de cumplir la función para el que fue creado y se convierte en residuo. Es en ese momento cuando hay que recuperarlo para que pueda ser reciclado y contribuir así con el cuidado del medio ambiente.

La opción más adecuada es esperar a que el aceite se enfríe y guardarlo en envases de vidrio bien cerrados. Una vez envasado, debemos llevarlo al punto limpio, punto verde o deixalleria.

Una vez se recoge el aceite acumulado, se traslada a centros de transferencia, donde se determina su composición y los posibles impropios (otros componentes que no se corresponden con la composición original).

Posteriormente, se destila el aceite para eliminar el agua, los sedimentos, los posibles metales pesados, obteniendo unas bases regeneradas, útiles para el posterior uso.

Los usos se le puede dar al aceite reciclado son muy diversos. Se puede hacer biocombustible para motores Diesel, por ejemplo. Pero también tiene otras muchas salidas como abonos, ceras, barnices, cremas, detergentes, lociones, jabones, pinturas, lubricantes o velas. También existen maneras de reciclar tu propio aceite usado en casa.

El reciclaje de las botellas de plástico de aceite es totalmente distinto que el del aceite en sí. Cada vez que gastamos una botella de aceite deberemos depositarla en el contenedor amarillo.

RECUPERACIÓN Y RECICLAJE DEL ENVASE

Una vez que los hemos depositado en el contenedor adecuado, los envases de papel y cartón van directamente a los recuperadores y recicladores. En ellos, tras una clasificación en función de las calidades, pasan a ser reciclados para posteriormente convertirse en nuevo material de papel y cartón.

Sin embargo, en el contenedor amarillo nos encontramos con tres grupos de envases muy distintos los envases de plástico, envases metálicos y briks, y antes de enviarlos a sus respectivos recicladores, se separan en las plantas de selección de envases.

Existen 95 plantas de selección de envases automatizadas en el país repartidas por toda la geografía española, donde se separan los envases ligeros en, al menos, tres fracciones: metales (acero y aluminio), plásticos (PET, PEAD, Film y Plástico Mezcla) y briks. Un ejemplo de plástico PET es la botella de agua; de metal podemos destacar una lata de conservas y de Plástico Mezcla una bolsa de patatas fritas.

Cada fracción se dirige a su correspondiente reciclador, el cual se encargará de transformarlos en nueva materia prima.

Con esto se cierra el ciclo del envase, promoviendo el cuidado del medio ambiente, evitando que terminen en vertederos, sin ninguna utilidad, con un impacto ecológico negativo y dándoles una nueva vida.

La cadena de reciclado consta de varias etapas:

  • Recuperación o recogida: que puede ser realizada por empresas públicas o privadas. Consiste únicamente en la recolección y transporte de los residuos hacia el siguiente eslabón de la cadena. Se utilizan contenedores urbanos de recogida selectiva (contenedores amarillo, verde, azul, gris y marrón).
  • Plantas de transferencia: se trata de un eslabón y obligatorio que no siempre se usa. Aquí se mezclan los residuos para realizar transportes mayores a menor costo (usando contenedores más grandes o compactadores más potentes).
  • Plantas de clasificación (o separación): donde se clasifican los residuos y se separan los valorizables. Residuos que sí pueden reciclarse de los que no. La fracción que no puede reciclarse se lleva a aprovechamiento energético o a vertederos.
  • Reciclador final (o planta de valoración): donde finalmente los residuos se reciclan (papeleras, plastiqueros, etc.), se almacenan (vertederos) o se usan para producción de energía (cementeras, biogás, etc.).

LA REGLA DE LAS 3 ERRES

También conocida como las tres R de la ecología, o simplemente 3R, o también las tres R, es una propuesta sobre hábitos de consumo, popularizada por la organización ecologista Greenpeace, que pretende desarrollar hábitos como el consumo responsable.

Las tres erres consisten en una práctica para alcanzar una sociedad más sostenible.

  • Reducir: acciones para reducir la producción de objetos susceptibles de convertirse en residuos, con medidas de compra racional, uso adecuado de los productos, compra de productos sostenibles.
  • Reutilizar: acciones que permiten el volver a usar un determinado producto para darle una segunda vida, con el mismo uso u otro diferente. Medidas encaminadas a la reparación de productos y alargar su vida útil.
  • Reciclar: el conjunto de operaciones de recogida y tratamiento de residuos que permiten reintroducirlos en un ciclo de vida. Se utiliza la separación de residuos en origen para facilitar los canales adecuados.